mandalas

Dibujar y colorear mandalas es un ejercicio de relajación muy efectivo. Cuando dibujamos un mandala realizamos un tipo de dibujo automático que permite a la mente desconectar y relajarse. De un modo instintivo respetamos la simetría radial, y utilizamos elementos gráficos como la repetición, el giro, la superposición... aportando ritmo y equilibrio a la composición. 
Para hacer este ejercicio se usa una plantilla de circunferencias concéntricas que puedes dibujar tu mismo o descargar aquí.

    plantilla de mandala


Después solo tienes que ir rellenando los espacios como prefieras, teniendo en cuenta que hay que conseguir que el mandala se vea igual lo mires desde donde lo mires, es decir, que hay que mantener la simetría. Trabaja a mano alzada e intenta que todos los elementos se parezcan entre si. Aqui tienes un video-tutorial con un proceso de dibujo de ejemplo.

En el video que hay a continuación puedes ver un montón de ejemplos de mandalas dibujados así. ¡Anímate e intenta hacer el tuyo!